GinR_Felicidad_Padre_Hijo

Quiero ser FELIZ y encuentro algunas claves


La alegría es instantánea…. Primero una sensación, para convertirse en un estado emocional fugaz… La felicidad, por el contrario, tiene la profundidad de un sentimiento, un estado afectivo que resulta de las emociones.

Trataré de dar sentido a la afirmación de la instantaneidad de la alegría; convendría imaginar que te detienes en la ribera de un río,  observando el curso del agua te surge la curiosidad, ¿Cuánta agua pasa por aquí?…. La respuesta es una dimensión instantánea que llamamos caudal, esa agua no volverá a pasar jamás por allí.

En cambio, si atesoras parte del agua en un recipiente, tendrás capacidad de agua, que puede ser usada, entre otros, para tu bienestar.

Con la felicidad sucede exactamente lo mismo, aunque atesorarla requiere comprensiva atención.

La alegría se debe vivir y disfrutar con plenitud, es un pilar agradecido  de la felicidad, por lo que favorece que sea una sensación absorbida e integrada en tu sistema.

Al igual que el agua que pasa por el río, no volverá….

¿Cómo atesorarla?

Existen infinidad de teorías y escuelas que intentan explicar la felicidad, aquí describiré como voy incrementando la capacidad de felicidad… En mi caso funciona.

En primer lugar determino: ¿Cuál es mi sensación de felicidad?, esto es ¿Qué cosas siento al estar feliz? o mejor ¿Cuáles son las sensaciones que me embargan cuando estoy feliz?,  es la única forma que conozco para saber que estoy allí.

Una vez que logro determinar la sensación, lo siguiente que hago es fijarla, de forma que cada vez que la vivo, entonces la reconozco y decido atesorarla.

Las acciones anteriores me permiten recuperar esa sensación cada vez que la requiero…GinR_Felicidad_Padre_Hijo

Me faltan palabras para describir como ha mejorado mi vida.

El siguiente paso después del reconocer que me estoy sintiendo feliz, consiste en sostener todas las sensaciones que estoy disfrutando en ese momento, por ejemplo: miro los detalles del lugar en que me encuentro, si estoy acompañado, la expresión -rostro y corporal- de quienes comparten conmigo el momento, etc.; el olor que  percibo, lo que estoy escuchando y sintiendo.

Todo ello parece  obstaculizar, interrumpir la plenitud del momento; en un principio suele suceder, para luego, con la práctica,  formar parte integral de la vivencia…

Para llevar a efecto la fijación sensorial, sólo te invitas a estar ATENT@, a reconocer que estás en la sensación de felicidad que te has determinado, a partir de allí, sólo queda su vivencia  y disfrute con OBSERVACIÓN plena.

Al poco tiempo de poner en práctica este modelo, podrás agregar sumandos a tu vida y, también, conectarte con tu sensación en cualquier momento que lo consideres necesario, con la facilidad que te sirves y tomas un vaso de agua.

En efecto, recordemos que echamos mano de los mismos recursos fisiológicos y neuronales para evocar una experiencia agradable que otra desagradable… ¿Cuál es tu elección?.

Después de todo, la felicidad suele ser independiente de lo que te suceda, generalmente está vinculada a tu comprensión de lo que vives y de la capacidad para discernir adecuadamente tu interactuar.

En este propósito se le atribuye al reconocido presidente Abraham Lincoln la siguiente línea para la acción: “La mayoría de las personas son tan felices como deciden serlo”.

Deseando que se incremente en tu vida el feliz bienestar, te agradezco que hayas estado…

René Sousa.

Coach Certificado.