GinR_Paraguas_Destacar_Umbrella_GinR

PRESENCIA, esencia, su significado, poder e impacto.


Es IMPOSIBLE que alguien pueda regalarte, venderte o comprar tu esencia, como tampoco podrá suceder con el  poder de tu presencia. No existe curso, seminario, taller, bibliografía que te pueda transmitir el poder de tu presencia.

Tu presencia, en mi opinión, está intrínsecamente vinculada con la esencia dado que es un propósito que sólo tú puedes desarrollar, incrementar y poner en valor en tu diario vivir a fin de disfrutar de una vida más plena y satisfactoria.

Sólo puede existir presencia relevante cuando quien la descubre, engendra, desarrolla, muestra y vive seas .

Saber los significados de esencia y presencia, según la RAE, en las acepciones de interés para esta publicación es importante para aproximarnos a lo trascendente de su valor.

Para el término  esencia la academia indica como: “…Aquello que constituye la naturaleza de las cosas, lo permanente  e invariable de ellas” y “lo más importante y característico de una cosa”.

Por otro lado, la RAE, señala a la presencia como el “…estado de la persona que se halla delante de otra u otras o en el mismo sitio que ellas”.

GinR_Paraguas_Destacar_Umbrella_GinR

Llevar a cabo el desarrollo de tu presencia, es un compromiso que acarrea un trabajo interior  complejo e importante que es imposible resolver con pastillas, ni con recomendaciones de conductas guiadas por la  ética de la personalidad (éxito basado en procesos centrados en las habilidades y técnicas del interactuar humano), por el contrario, es  muy satisfactoria la recompensa cuando logras estar enfocad@ en lograr la mejor versión de ti y te liberas de cada capa que obstaculiza, que empaña tu llegar a ser en el mundo. Exige, además, asumir el riesgo que conlleva cambiar lo acostumbrado y mostrarte diferentemente mejor porque te guía la seguridad del estar bien.

Sea por ejemplo; cuando deseamos que alguien aparezca de forma mágica en nuestras vidas para hacernos felices, por regla general, estamos frente a un inconveniente a resolver, porque posiblemente buscamos ser rescatados de una existencia vacía del contenido que necesitamos. Para ello, debemos aceptar nuestra responsabilidad de decidir vivir fuera del exclusivo dominio:

  • de la mente que nos invita al control, la preocupación, el miedo, la ansiedad, la inseguridad, las frustraciones o
  • del territorio del hábito que nos condiciona a reaccionar en automático y/o
  • de la autoridad del pensamiento racionalizado.

Si empiezas por centrarte en acallar el ruido que produce la mente negadora, comprendiendo que puedes cambiar tus automáticas reacciones por unas que te guíen por el camino de encontrar soluciones eficientes e intentas expandir aún más la parte racional hacia una visión que tenga en cuenta tu esencia, entonces empiezas a transitar el descubrimiento de otros potenciales que tienes muy olvidados…. Cultivando así la PRESENCIA.

El camino de la felicidad está plagado del compromiso de encontrar la mejor versión posible de ti en el viviendo, con el sentido y propósito de llenar el contenido que necesitas para superar tus carencias, logrando, así, gozar de la vida.

Y si estás distraid@ y no eres tú, ¿entonces quién eres?.

 

René Sousa.

Coach Certificado.